©2017 BY XL NUNCA MÁS.

LAS REGLAS DEL JUEGO

July 9, 2017

 

Esta soy yo, antes de empezar el tratamiento y hace un mes.

 

Al día de hoy, llevo 109 días cuidándome y he perdido 29 libras.  Eso es más o menos una libra perdida cada 3.75 días, y tres tallas menos.  Aparte de los beneficios emocionales que esto me ha traído.

¿Te parece que son muchas libras en pocos días, o pocas libras en muchos días?  Creo que lo más importante es que nunca antes yo había logrado sostener un intento de bajar de peso por tanto tiempo.  Una, dos, tres, cuatro semanas y no más.  La última vez que bajé mucho de peso, fue en 2006, y en esa ocasión, bajé 25 libras  como en 4 meses, pero luego me enfermé y subí todo de vuelta y 48 libras más.  Esta vez,  definitivamente es diferente porque he aprendido muchas cosas, por ejemplo, que debo ser vigilante siempre y que debo cuidarme todos los días, sin descansos ni escapadas, incluso fines de semana y días festivos, si quiero llegar pronto a mi peso saludable.  Eso de tener días de feriado de la dieta en fin de semana es para los flacos que se cuidan entre semana y el fin de semana se dan alguna escapadita. Pero como soy necia, me costó hacer caso y por eso, me he tardado más de lo que debería.

            Comparado con otros pacientes de Plusvida, voy despacio.  Hoy escuché de una persona que bajó 45 libras en 47 días, y de otra que bajó 55 libras en 150 días, pero como decía Marcelo, lo importante no es comparar cuánto voy bajando en cuánto tiempo, sino cómo han hecho las personas que logran bajar rapidísimo.  En resumen, los que logran bajar muy rápido no han hecho trampa. 

            Con el tratamiento, es posible que las mujeres bajemos del 6 al 8% de nuestro peso corporal al mes.  Para los hombres, es del 8 al 10% al mes.  Por eso, quienes tienen mucho que perder, bajan más libras en menos tiempo que los que empiezan más cerca de su peso saludable.

            Hoy quiero compartirte algunas nociones crucialmente importantes si quieres bajar de peso, cosas que poco a poco he ido viviendo en  Plusvida.  En serio, si sigues tu plan nutricional y estos lineamientos, que deberían ser mandamientos y no sugerencias, lograrás pronto tu meta.

  1. El adelgazamiento debe tener una fecha de inicio y una de fin:  Nadie quiere estar permanentemente a dieta.  Pregunta a tu nutricionista cuándo espera que deberás alcanzar tu meta en base a lo que el plan nutricional permite y marca tu calendario, preparado para luchar cual guerrero ninja por alcanzar tu meta.  Llegar es mucho más fácil si sabes cuánto se espera que bajes mes a mes y cuándo deberías terminar la etapa de adelgazamiento.  Ojo: una vez que termines de adelgazar, deberás empezar la etapa de mantenimiento, en la cual aprenderás a cuidar el peso que bajaste.  Si estás pensando en bajar para volver a comer como has comido hasta ahora,  siento desilusionarte.

  2. Para lograr tu meta, tu tratamiento debe ser todoterreno y sin descanso: Nunca es el momento ideal para bajar de peso.  Puede ser porque vienen festividades , viajes, fines de semana o celebraciones.  Así que  si ningún momento es perfecto, cualquier momento es bueno para empezar y avanzar cual flecha hacia nuestro objetivo.  Créeme, conozco a una persona que empezó su tratamiento en diciembre. ¡Diciembre!  Pero al día de hoy ha bajado más de 70 libras y cada día está mejor.  Quizá este año te pierdas de ciertos platillos, pero piensa que para esta fecha al año entrante, ya estarás flaco y sabrás cómo comer eso que tanto te gusta sin irte horrible.

  3. Ser obediente y saber pedir auxilio no es opcional:  Si te pones en manos de un nutricionista en el que confías, confía en serio.  No te andes preguntando por qué esto sí y por qué aquello no, ni intentes cambiar las reglas del juego.  Hay que entrarle con todo.  Y si tienes dudas acerca del plan alimenticio, pregúntale.  Es posible que al no poder recurrir a la comida, te enfrentes sin anestesia con las situaciones que te molestan, por las cuales te consolabas con comida. (Para una muestra, lee la entrada titulada, “La dieta de la Llorona).  Si no atiendes esos asuntos al mismo tiempo que la dieta,  será sumamente difícil mantenerte delgado al largo plazo.  Con humildad, busca ayuda y aprende a entretenerte.   Haz el trabajo de introspección y autoconocimento y aprende nuevas formas de lidiar con lo que te molesta.

  4. Hay que estar en contacto todos los días con algo que te ayude a mantenerte en tu objetivo:  En el caso de los pacientes de Plusvida, todos los días escuchamos charlas (las cuales yo te voy compartiendo en la sección titulada “La esquina de Marcelo” . Si no podemos escucharlas en vivo, tenemos la opción de escucharlas grabadas.  En tu caso, mientras estés aprendiendo a adelgazar, mantén un contacto directo con lo que pueda ayudarte, mejor si es un lifecoach o un psicólogo de tu confianza .  Y si eso no fuera posible, escríbeme y yo te escucho.  No soy psicóloga ni nutricionista, sólo alguien dispuesta a compartir lo que he aprendido y a acompañarte en tu camino.

     Cuando aprendí estas cosas, pensé: todo eso hace sentido, pero ¿Cómo lo hago?  Me están diciendo qué hacer, pero no cómo hacerlo.  Todos los días aprendo un poco acerca de cómo hacer las cosas y me falta mucho por aprender.  Pero intentaré seguir aprendiendo y compartiendo contigo cada cosa importante.  Estamos juntos en esto.

Please reload

Recent Posts

November 21, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload