CONSEGUIR EL PESO SALUDABLE, Y MANTENERLO

Es momento cambiar de perspectiva: Hace más de dos años que logré llegar a mi peso saludable (¡Qué fácil se dice!) y te compartí en este blog cuál fue mi estrategia.

Mi intención siempre ha sido la de  acompañarte en tu propio proceso de deshacerte del peso de más.

La historia de mi descenso sigue presente en las entradas, de la más antigua a la más nueva, y si estás iniciando ese camino, será un gusto acompañarte.

Para mí, ahora el reto es diferente: Mantener el peso que tanto me costó alcanzar, buscar la salud física, mental y emocional, y construir cada día una nueva naturaleza para mi: disciplinada, coherente, feliz. 

Hay días en que lo logro y otros en los que no.  Lo importante es seguir intentándolo.

Este es un testimonio real en el que me muestro como soy: imperfecta, luchadora, en construcción. Si quieres saber qué se vive al intentar conseguir el peso adecuado, sigue leyendo.  Yo te acompaño.

 

Archivo: la historia      desde el principio      

Terapia de guardarropa

Este mes las cosas no han ido como yo quisiera. La pesa se mueve muy lentamente, oscilando entre la ganancia y la pérdida de peso. Apenas he bajado 2 libras en 12 días, y eso me preocupa y me frustra. Ayer me entró la compulsión, el berrinche de comer un pan con queso derretido, del de cadena de restaurantes, de mis favoritos. Quizás fue porque hoy me chulearon en el gimnasio, o quizás la combinación de los halagos y tener que hacer compras en ese almacén enorme de comida donde venden todo tipo de delicias. El hecho es que cual pop-up de computadora, el diablito en la cabeza me urgía a pasar a comprar mi antojo al terminar mis compras. Pero no lo hice. No sé por qué no fui. Quizá ne

¿Qué le pasa a la pesa? (O la maldición de Penélope)

Hace días que estoy confundida. Hace 8 días fue mi consulta con la nutricionista y la pesa decía que peso 13.8 libras menos que cuando empecé el tratamiento. Nada mal si pensamos que un mes antes yo pesaba 13.8 libras más que hoy. Pero el caso es que luego, aunque yo me cuidara bien, la pesa decidió comportarse errática: subí 1.2 en un día, al día siguiente bajé un poco, luego subí, luego bajé... En resumen, 9 días después de pesarme en el consultorio, aún no llego al peso en el que llegué, aún cuidándome lo que como, siguiendo instrucciones, haciendo 45 min diarios de ejercicio, 10K pasos diarios, escuchando conferencias y yendo al baño casi todos los días. No entiendo qué está pasando.

¿Cuál es mi problema?

Acerca de la alimentación emocional, hoy aprendí que debo tratar las causas que me llevan a consolarme o a refugiarme en la comida si quiero lograr mantener mi peso una vez que llegue a mi meta. Las notas de ese aprendizaje las encuentran en la esquina de Marcelo. Dice Marcelo que la alimentación emocional se da por desesperanza relacionada con mi problema. Es buscar el placer de la comida por tener que relegar otra vez lo que de verdad queremos. Desesperanza… sentir que no hay esperanza, que todo está perdido y ningún esfuerzo podrá repararlo. Desesperanza de poder lograr lo que de verdad quiero. Dice también Marcelo que a veces uno es la persona tóxica y negativa, y es necesario tomar

La dieta de la llorona

Desde que empecé la dieta hace un mes, he llorado más de una vez. Y son lágrimas con sentimiento, de esas que provienen de encarar lo que uno ha enterrado con comida hasta ahora. Yo no me había percatado del grado en el cual la comida me acompañó hasta antes de la dieta para ayudarme a sortear situaciones difíciles. Claro, también sirve la comida para acompañar acontecimientos felices, eventos sociales, aburrimiento, falta de oficio. Pero las lágrimas vienen cuando uno no puede recurrir a la comida con cuestiones que realmente golpean y, al no tener a la comida como difusor de la bomba emocional, no queda más que absorber en el alma el golpe en toda su plenitud y sin anestesia. ¿Cuándo

El aburrimiento tiene cara de sándwich

Hoy es mi cuarto sábado en tratamiento para bajar de peso y de paso, intentar arreglar muchos de los asuntos que me han llevado a comer de más. Y es mi primer sábado en casa. He escuchado que quien logra cuidarse bien durante 8 fines de semana tiene mucho mejor pronóstico de salir triunfal de esta esforzada aventura. Al empezar el tratamiento, pensé que salir de casa sería la muerte de la dieta, pero resultó que me preparé super bien con lo adecuado para comer y muchas actividades entretenidas. Al estar en la playa, tomé largas caminatas con el sol tierno de la primera mañana y luego al atardecer. Jugué como niña en las olas y atendí a mi familia, yendo de aquí a allá. Cociné lo que me

Reflexiones del primer mes en esta aventura

Hoy mandé a mi equipo terapéutico una nota de voz con mis reflexiones del primer mes: Sin duda, pasé mucha hambre, pero aprendí estrategias para poder ir bajando de peso y cuidarme los fines de semana y en situaciones sociales. Uno de los principales motores para portarme bien ha sido la idea de Marcelo: -Si no sientes que puedes cuidarte en x evento, no vayas. Y como yo quiero ir a todo, pues me aguanto y no como lo que no debo. Les cuento lo que aprendí: -Para ir a los eventos que quiero ir, debo ir preparada para no caer. Como antes o llevo mi lonchera. No me perdí de nada este mes: el coctel de padres, las dos celebraciones de cumpleaños de mi abuelita, dos idas al puerto y una a At

El feliz encuentro con la agenda

Hoy me senté a anotar en mi agenda las cosas por hacer el día de hoy. Volteé la página y vi que mayo empieza a la vuelta de la página. Y me invadió una sensación de paz, de serenidad y de entusiasmo. Hacía años que no se sentía así al ver la agenda. Siempre veía cosas por hacer, las cuales no me daban ilusión. O veía que el tiempo había pasado y no había logrado nada de lo que me había propuesto a principio de año. ¿Por qué sentí hoy paz, serenidad y entusiasmo al abrir mi agenda? Quizás porque por primera vez en muchos años, estoy en un proyecto que sé que si hago bien lo que me toca, en las siguientes páginas habrán mejores resultados. La pesa poco a poco dice números más pequeños, la

¡Adiós obesidad! (ya pronto)

Hoy amanecí temprano y con energía. A las 4:45 am me escupió la cama y me levanté a bañar. La pesa dijo que peso 9.4 libras menos que hace 17 días, cuando empecé. ¡Ojalá sea cierto! Hoy me siento mal del estómago y he estado muy cansada. Hice a marchas forzadas todo lo que era urgente de escritorio y escuché la plática. A medio día fui al supermercado y pasé por un derretido de queso. Creo que debería sentir cargo de conciencia pero no. No siento culpa. Lo necesitaba. Estoy muy cansada. Me duelen los musculos de las piernas. Mis pantalones talla 14 me quedan, incluso un poco flojos. Hoy caí en cuenta que si logré salir del PTSD, también podría superar esta dieta sin miedo y confiar.

La esquina de Marcelo

MARCELO ACSEBRUD ES EL GURÚ DE PLUSVIDA QUE ME HA ENSEÑADO MUCHAS COSAS, COMO POR EJEMPLO, QUE UN CAMBIO DURADERO IMPLICA MUCHO MÁS QUE HACER UNA DIETA.  AQUÍ TE COMPARTO LO QUE HE APRENDIDO DE ÉL.  Y FALTA MUCHO POR APRENDER AÚN.

Qué hacer ante un desborde

Un desborde consiste en comer alimentos que no tengo indicados en mi plan, o comer mayor cantidad de los que sí tengo indicados.  
Se busca que no caigamos en desbordes.  Pero si suceden, aquí hay una guía de cómo afrontarlos.

Entendiendo cómo nos condiciona la adicción a la comida

No todas las personas sienten la misma atracción por la comida, y muchas no tienen problemas de sobrepeso.  Pero nosotros sí.  Empieza a entender de qué se trata todo esto.

¡Quiero pecar!

El 29 de mayo fui invitada al programa en vivo de Marcelo porque quería tratar al aire mi deseo de comer lo que no debía en una reunión.  Este es un resumen de lo que aprendí.

La gordura, ¿Es genética?

La gordura no es predisposición genética.  Sólo menos del 5% de los pacientes con sobrepeso tienen herencia de gordura.  De todos los pacientes con obesidad, el 95% tiene que trabajar en sus hábitos y su relación con la comida.  No elegimos esta condición, pero en la mayoría de los casos nos la autoprovocamos.
Para llegar al peso saludable hace falta actuar, trabajar en instalar hábitos saludables.

Te presento a la araña

¿Has notado alguna vez cómo en cuanto decides que quieres seguir un plan alimenticio, pronto se te aparecen en la cabeza todos esos alimentos que no puedes comer?  Y poco a poco empiezas a darte permiso de comer un poquito de esto o de lo otro, hasta que paras abandonando el plan por completo.  A mí me pasaba.  Y qué alegre poder decirlo en pasado, porque ahora la araña está en su esquina.

¿Por qué me cuesta tanto?

No todas las personas sienten la misma atracción fatal por la comida,  ni los hace tropezar como a mí.

Todo eso me lleva a lo que soy hoy.  ¿Quién soy hoy?  Soy lo que hago.

ARTÍCULOS QUE FACILITAN TU CUIDADO

Un plan nutricional y de movimiento

ES BÁSICO QUE TENGAS GUÍAS CLARAS Y ESTÉS DISPUESTO A SEGUIRLAS AL PIE DE LA LETRA.

Ponte en manos de profesionales expertos y responsables.  En mi caso, elegí Plusvida, un programa multidisciplinario que incluye seguimiento de nutricionista, psicólogo y coach. Si te interesa conocerlo, puedes ingresar a su sitio aquí

Una pesa digital para tener en casa y una de viaje

PARA VERIFICAR TU PROGRESO

He descubierto que es necesario tener ambas: una en casa y otra más pequeña para cuando salgas de viaje.  Lo importante es que sean confiables.  Te recomiendo que le preguntes a tu nutricionista cuál te recomienda, y que cotices en varios lugares antes de comprarla.

Un pachón para el agua

FACILITA SABER SI HAS BEBIDO LO NECESARIO

Elige uno que tenga marcas de medida en onzas o ml, que cierre bien y quepa en el portavasos de tu vehículo.

Un contador de pasos

10MIL PASOS DIARIOS ES LO RECOMENDADO

En el mercado existen muchos, en forma de reloj o como aplicaciones de celular, de diversos precios.  Si es posible, usa uno que mida pasos y frecuencia cardíaca, para saber que te estás ejercitando dentro de tus límites permitidos de latidos por minuto

pesa para alimentos y tazas de medir

NO ES SUFICIENTE CALCULAR

Seguramente tu nutricionista te dará las unidades con pesos o volumen de lo que necesitas consumir.  Pesa y mide todo a cabalidad, y pregunta si el peso de los alimentos es crudo o cocinado.

Que aprendas a usar aplicaciones para escuchar música

LA MÚSICA TE ACOMPAÑA Y TE MOTIVA

Actualmente hay muchas aplicaciones para escuchar infinidad de música.  ¿Tienes una favorita? si no, te recomiendo que aprendas a usar Spotify, que tiene una versión gratuita.  La forma más fácil de aprender a usarla es que le preguntes a alguna familiar menor de 30 años si te enseña.  También puedes buscar en internet "Cómo usar Spotify".  Aclaro que no recibo regalías por recomendarlo.

Música para acompañarte

Camina con paso firme

MÚSICA DE GÉNEROS VARIADOS QUE TE ANIMA A CAMINAR CON ENTUSIASMO

Para trotar

PISTAS DE MÁS O MENOS 165 LPM, DE GÉNEROS VARIADOS

te acompaño

MI LISTA PARA UN AMBIENTE RELAJADO Y CONFORTABLE

Detrás del  blog

Te saluda Johanna Mittelstaedt, comunicadora social de profesión y de vocación, esposa desde hace 27 años y mamá de 4 hijos que más temprano que tarde se volverán independientes.

Este blog transparenta de forma honesta mi personalidad apasionada, mi sentido del humor, mis aprendizajes adquiridos por ensayo y error en el proyecto que me planteé para 2017: hacer la versión 2.0 de mi misma,

mejorada por dentro y por fuera.

Publiqué  XL Nunca Más en julio de 2017 con el afán de acompañar a quienes, como yo, están trabajando en alcanzar su peso saludable.  Desde entonces, ha ganado algunos fieles seguidores que me acompañan en esta nueva experiencia en la que me muestro vulnerable cual soy.

Te invito a escribirme y contarme tu proceso. 

Contacto

¿Quieres comentar algo conmigo? Escríbeme, me encantaría saber de ti.

Email:

 

©2017 BY XL NUNCA MÁS.